A Guillermo y Luciana, antiguos prisioneros de mis lunas.

La lumbre de su gracia.

Habla
Isabel


Zacarías me observa,
encadenado a su cruel cautiverio de silencio,
a sus claustros herméticos y oscuros donde cada palabra es un exilio.
Yo,
la estéril,
la anciana,
la agraviada,
la que cargaba afrentas indomables sobre su sueño seco y desvalido,
aguardo en latitudes de guijarros,
instituyo miradas escarpadas que tensan sus vigilias,
verticales,
taladrando los pálidos designios.
Soy tenaz atalaya,
desvelada,
oteando en la quietud de la distancia esqueletos de erráticos caminos.
Ella viene hacia mí.
Diviso,
apenas,
el menudo contorno de su cuerpo
y el balance sutil de su sandalia ignorando recelos clandestinos.
Ella viene hacia mí,
seguro el paso,
embriagada de luces la mirada,
rehén de sus lunarios peregrinos.
Sobre las mudas piedras de Judea
nada hay más digno que su esencia pura,
más bello que sus ojos infinitos...
Porque una estirpe nueva está creciendo en las entrañas del linaje antiguo
y un delirio de grávidas corolas entona,
bajo el sol,
sus aleluyas,
como ramos insomnes de jacintos.
Mechones de su pelo adolescente escapan al diluvio de las brisas que
solamente por besar su rostro
abandonan las cárceles del alba y desciñen sus pájaros heridos.
Y en mi vientre,
mi vientre tempestuoso,
mi vientre de seis lunas vagabundas,
mi vientre de desiertos extendidos...
la sangre del Bautista se estremece al percibir,
por obra del milagro,
la divina presencia del Ungido.
De mis labios,
vasijas saturadas en las hondas vertientes de los ritos,
brota la voz:
¡Bendita tú entre todas!
¡Bendita la semilla que conservas!
¡Bendita mi cabaña y mis racimos!
Ella me abraza.
Somos dos fisuras en la zurcida trama de las huellas.
Somos sólo un amor decapitado y un regazo de sombra ante el martirio...
detenidas aquí,
sobre la altura estricta y mineral de la montaña
sabiendo que a pesar de la indulgencia,
no somos sino madres de pastores en un pueblo rebelde
y sometido.

No hay comentarios:

Acerca de la autora

Acerca de la autora
Centro Cultural San Domingo - Oaxaca (México) 2004

Biobibliografía

Autora de: *Más allá de las máscaras *El vuelo inhabitado *Mi voz a la deriva *Tiempo de duendes *El amor sin mordazas *Crónica de las huellas *Un muelle en la nostalgia *A espaldas del silencio *Desde otras voces *La memoria encendida *Bitácora del viento *A solas con la sombra *Historias para Tiago *Pese a todo (CD) En 1999 la Fundación Reconocimiento, inspirada en la trayectoria de la Dra. Alicia Moreau de Justo, le otorgó diploma y medalla nombrándola Alicia por “su actitud de vida” y el Instituto Argentino de la Excelencia (IADE) le hizo entrega del Primer Premio Nacional a la Excelencia Humana por “su meritorio aporte a la cultura”. En el año 2005 fue nombrada Ciudadana Santafesina Destacada por el Honorable Concejo Municipal de la ciudad de Santa Fe “por su talentoso y valioso aporte al arte literario y periodismo cultural y por sus notables antecedentes como escritora en el ámbito local, nacional e internacional”.En 2007 el Poder Ejecutivo Municipal estimó oportuno "reconocer su labor literaria como relevante aporte a la cultura de la ciudad".

Datos personales